¿Qué beneficios tienen los hosting pagos que los gratuitos no poseen?

Los alojamientos web pagos tienen como particularidad que les permiten a los usuarios poder escoger un dominio propio o único, teniendo una dirección web original, la cual no tiene que ser duplicada y estar basada específicamente en el nombre que se escoja para la página web.

Todos los dominios presentan como característica principal que su estructura está dividida por puntos, simplificando el lenguaje IP para cualquiera de los servidores.

No hay publicidad invasiva

Generalmente los hosting gratuitos incluyen de una manera obligatoria anuncios publicitarios dentro de la página web de los clientes que adquieren este tipo de alojamientos, sin que estos puedan regular la cantidad que se publica, ocupando ampliamente una gran parte del sitio web, transformando dicha página en un lugar muy informal, poco profesional o serio, a diferencia de cómo se puede ver habitualmente un hosting pago.

Suficiente espacio de almacenamiento

Dependiendo del tipo de alojamiento web gratuito que ofrecen los proveedores del servicio varía el espacio de almacenamiento, pero por lo general ofrecen un espacio muy escaso de 5 MB aproximadamente, considerado como uno de los problemas más frecuentes de estos hosting.

Los diferentes hosting gratis vienen con un espacio ya definido y prediseñado, que no cambia mucho entre los diversos tipos de alojamientos, es por ello que lo convierten en un servicio estático y muy pesado para poder publicar e ingresar toda la información en el sitio web.

Algunos de estos hospedajes web cuentan con diversos diseños de fondo y estructuras de los sitios ya determinados y establecidos, en conjunto con los invasivos anuncios publicitarios.

Otra de las cosas negativas con la que vienen los hosting gratuitos, es que estos servicios web no le brindan a los clientes que lo adquieren aplicaciones adicionales, necesarias para garantizar una mejor interacción con los visitantes.

Dominio personal garantizado

En los hosting privados o pagos es posible obtener un dominio personal, basado en el nombre escogido para el sitio web, mientras que en los servicios de alojamiento gratuitos, no les pueden brindar esta oportunidad.

Esto obliga a los clientes a colocar en su dirección URL en primer lugar el nombre del proveedor o empresa, y luego el nombre del sitio web del usuario, separando cada información por medio de diagonales.

Sin embargo, en otros casos según el tipo de alojamiento web gratuito en la que los usuarios decidan guardar su sitio web, puede encontrarse incluidas más de una o dos secciones, igualmente separadas por diagonales, siendo un tipo de hosting poco visibles para los visitantes y un dominio tan largo difícil de memorizar.

Todo ello indica que un dominio único como los que garantizan los alojamientos pagos, es siempre la mejor opción para que su sitio web sea más sencillo de identificar.

¿Qué es el alojamiento web?

Una de las preguntas más recurrentes de los usuarios de internet es donde se almacena toda la información que esta plataforma ofrece a través de las incontables páginas web, ya que es difícil pensar que esta red no tenga ningún tipo de soporte físico, pero la verdad es que todos estos datos son almacenados en ordenadores de gran capacidad conocidos como servidores.

Estos servidores se localizan en diferentes lugares del mundo, además se encuentran conectados entre sí y con los computadores de los usuarios de internet, permitiendo así el flujo de información que es lo que hace que el internet pueda funcionar y que los portales web puedan aparecer disponibles.

Cabe destacar que las páginas web deben de comprar espacios de almacenamiento disponibles en los discos duros de los servidores ya que de lo contrario no aparecerán online. Los servidores que prestan este servicio de alojamiento web son conocidos comúnmente como hosting y suelen ofrecer diferentes tipos de servicios a sus clientes.

Algunas de las modalidades más usuales de hosting en la actualidad son el alojamiento web compartido y los servidores dedicados, los primeros se refieren a servidores que ofrecen espacio de memoria a múltiples páginas de internet, mientras que los servidores dedicados únicamente almacenan un portal web siendo un servicio para páginas que manejan mucha información.

Cabe destacar que algunos servidores ofrecen sus servicios de forma gratuita, estos son ideales para las páginas web que recién están empezando, sin embargo estos son bastante limitados en cuanto a su espacio de almacenamiento y a su funcionalidad, por otro lado estas los servidores pagos los cuales ofrecen un servicio más eficaz.

Comparativa entre hosting de pago y hosting gratuito

La principal diferencia entre los servidores gratuitos y los servidores pagos es que los servidores pagos no obligan a sus usuarios a agregar publicidad en sus páginas web, sin embargo si estos desean vender espacios publicitarios en sus portales tienen todo el derecho de hacerlo, ya que esto es un ingreso extra para su negocio.

Pero los servidores de pago suelen ofrecer otros servicios además del alojamiento web, algunas de las herramientas que estos poseen comúnmente son: PHP, Perl, Ruby y algunos gestores de contenido como es el caso de WordPress, por lo que permite una mayor capacidad de personalización al usuario.

Por último los alojamientos web pagos poseen un nivel de seguridad más elevado que el de los servidores gratuitos, ya que muchas de estas páginas almacenan datos personales de sus usuarios ya que prestan múltiples servicios.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies